viernes, 31 de mayo de 2013

POEMAS EN REVISTA OMBLIGO

En febrero de este año publicaron poemas de mi autoría en la revista Ombligo, un proyecto editorial y virtual coordinado desde Ciudad Juárez e impulsado con el ánimo de Antonio Flores Schoreder, poeta y narrador juarense que desde hace unos años encabeza un proyecto de gran visibilidad llamado Escritores por Ciudad Juárez.

En octubre de 2012 me tocó conocerlo durante un foro de derechos humanos en Tijuana y quedé sorprendido por el trabajo que ha realizado y lo que ha conseguido a pesar de las adversidades en la ciudad donde vive. Además de poesía, en el portal de la revista encontrarán narrativa, entrevistas, trabajos audiovisuales, fotografía, reseña y demás. Les recomiendo mucho la REVISTA OMBLIGO



Acá comparto los poemas publicados:



PETICIONES A LOS OPERATIVOS ENCAPUCHADOS

http://revistaombligo.com/2013/02/21/poema-de-jhonnatan-curiel/


 

Que los encapuchados encapuchen sus ojos para que los abusos los cometan entre sí
Que los encapuchados encapuchen su codicia para que así no distingan de cuánto es el soborno

Que los encapuchados no encapuchen el pretexto de su anonimato
para que puedan violentar impunes
tras una máscara

Que los encapuchados no encapuchen su intención ventajosa
las negras muecas de sus atropellos
bajo el espectro oficial

Que los encapuchados no encapuchen su indiferencia al insultarme
golpearme
secuestrarme
desaparecerme

Que los encapuchados no encapuchen su vergüenza
cuando yo les muestro la mía
al saber lo que son
al saber lo que soy
al saber lo que somos como sociedad

Que los encapuchados encapuchen sus balas
para saberlas reconocer
cuando las saquen de inocentes.

ESPERANZA CRUEL
No hay justicia
llevo meses secuestrado y sé que no hay justicia
la fuerza en mi mano ha sido mutilada
a mi familia le tocó la desesperación
a mi familia le sacudió los gritos de llanto
a mi familia le apretó la vida
desgarrando un poco más

No hay justicia
llevo meses encerrado y sé que no hay justicia
las patrullas llegan a la casa donde me tienen
escucho sus radios y sus risas
las patrullas llegan a la casa donde me tienen y se van
llegan y se van
llegan y se van
sin rescatarme

No hay justicia
llevo meses torturado y sé que no hay justicia
todas las horas lloraba hasta que me amarraron las lágrimas
les quebraron las costillas a mis lágrimas
heridas internas en mis lágrimas
todas las horas lloraba hasta que me enteiparon las lágrimas
y me gritaban que ya estaban listos los cuchillos
para cortar mis lagrimas
para envolver mis lágrimas
para mandar mis lágrimas
para cobrar mis lágrimas

No hay justicia
no hay justicia porque no siento humanidad
no hay justicia porque hoy mi humanidad
cuesta en dólares

No hay justicia
llevo meses humillado y sé que no hay justicia
cómo llegamos a esto me pregunto
tanta gula de poder
tanto dolor para el otro
cómo es posible que suceda si somos seres que aman
no hay justicia porque hoy se paga el amor
no hay justicia por que hoy el amor
está infectando de dinero

No hay justicia
llevo meses secuestrado y sé que no hay justicia
y mi cuerpo se repliega como una ola que vuelve
para dejarse llevar en su partida
mi cuerpo desfallece como esta sombra en que me voy
y me entrego a sentir algún calor que ya no tengo
que ya no puedo percibir

No hay justicia
y ya no hay venda tampoco
no hay amarras
no hay torturas
no hay paredes
no hay distancias

Con los ojos más allá de mí percibo
que aunque no hay justicia sí hay claridad
para saber y sentir que vivimos en el tiempo
de la esperanza cruel

OMNIPRESENCIA DEL EJECUTADO


Lo veo en las noticias pero lo siento frente a mí
lo veo a la vuelta de mi casa
en el trabajo
en la escuela
en cualquier lugar de la calle y la ciudad

la omnipresencia del ejecutado es tal
que la gente ya comenzó a creer más en el cadáver
y menos
en el dios


MUERTE DIGNA

Aunque mis asesinos no quieran
tendré una muerte digna
porque antes me habré dado permiso de morir
y cuando me impongan su crueldad
reiré para mis adentros
pues sin saberlo ellos
estarán cumpliendo mi deseo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario